Skip to content

“El virus del procrastinador”

En esos días que todo se siente vacío, las sonrisas no alcanzan y el pesar del pasado o los hubiera están contigo, pasan las horas, pero se sienten como si fueran meses enteros.

Repasas en tu mente esas tareas a medias, tus hobbies no terminados y te repites una y otra vez “¿por qué no hago nada bien? “como si la respuesta fuera una especie de motivador para retomar lo que dejaste.

Quiero decirte que durante muchos años fui esa persona, todavía queda una parte de ella conmigo, pero me di cuenta de que, mientras yo sigo buscando excusas para dejar a un lado lo que quiero y dedicar mi energía a las cosas que me hacen feliz, sea muy buena o no… lo importante es hacerlo.

La práctica hace al maestro, dijo algún sabio por ahí

Antes podía estar muy segura de que significaba “debo ser perfecta”, pero ahora que lo pienso, para mí esta frase se refiere a hazlo tantas veces como quieras y cada vez tendrás mejores resultados a cuando empezaste.

Soltemos esa mala costumbre de enfocarnos en “ser los mejores” para destacar y tomemos esa energía como una oportunidad de fallar cuantas veces sea necesario, sabiendo que cada día avanzamos más.

La persona que procrastina no lo hace porque quiere, sino porque el miedo, las inseguridades y su diálogo interno no deja que vea más allá.

A veces limitamos nuestro propio potencial, porque en el fondo sabemos que es tan grande que tenemos miedo de no ser capaces para soportarlo.

Si algún día pensaste que te saboteas por “creer que no puedes” … te equivocas, realmente lo haces porque crees que sí puedes y eso te asusta todavía más.

Pero mientras sigas intentando, cada vez irás un paso adelante.

Love,

Luminosa

Leave a Reply

%d bloggers like this: