Skip to content

El año que no vamos a olvidar

Por fin llegó el día que tanto hemos esperado, hoy estamos contando las horas, minutos y segundos para que empiece un año nuevo… será la primera vez que no me preocupo por el outfit ni la foto de “happy new year”.. estoy más enfocada en cómo haré la cuenta regresiva.

Tal vez durante este tiempo no hice muchas cosas como quisiera, suspendí varios viajes, cambié de planes, perdí personas muy importantes y trabajé mucho más, pero eso no me hace sentir que deba borrarlo de mi mente.

No les voy a negar cómo me sorprendí ni tampoco descarto todo el caos del año, mes a mes el mundo nos llegó a impactar de una manera u otra.
¿Pero sabes qué  es lo bueno? Aquí estamos.

Nadie va a decir que si pudiera regresar en el tiempo y elegir todo lo que ha pasado lo volvería a hacer, porque seamos honestos, tal vez hay cosas que nos gustaría haber podido evitar, o quizás haberlas hecho mejor, yo en lo personal habría dado más abrazos.

Estoy convencida de que en la vida nunca podremos controlar lo que nos sucede, pero si podemos hacernos responsables de cómo tomamos lo que nos pasa  y por eso para mi el año 2020 no ha sido el peor, porque recibí tantas señales y empecé a cuestionarme cómo vivía.

Durante muchos meses estuve en piloto automático, creyendo que no tenía tiempo para mi, estaba convencida de que necesitaba cumplir con las expectativas de otros sin poner atención en lo que yo quería ni tomarle importancia a cómo me sentía.

Mi día se resumía en una lista interminable de pendientes, dolores de cabeza, cambios de humor, estrés, ansiedad, sobre exigencia, cansancio, desinterés por animarme, constantes “no tengo tiempo” “no puedo” o “lo voy a pensar”.

Recuerdo muy bien el momento cuando anunciaron que el virus había llegado a México, no lo quería creer, pero sabia que eso definitivamente nos cambiaría, todo era tan impredecible. No sabíamos si era tan cierto como decían ni tampoco nos gustaba la idea de enfermarnos o cualquier persona cercana sin que estar preparados para ello.

Desde ese instante supe que no vería las cosas de la misma manera, simplemente era un lujo seguir eligiendo despertar en automático, alejarme de otros asumiendo que seguirían ahí, frustrarme porque no podía hacer planes o deprimirme por pensar en lo que no tengo.

Solamente te voy a decir esto:

  1. ) Tu vida es hoy

Deja de esperarte al mañana para tomar decisiones.. ¿estás en una relación que no te deja nada bueno? ¡Salte de ahí! El tiempo no va hacer que se solucione lo que no tiene para dónde..

¿Estás triste y no quieres ver a nadie? No lo hagas.. hoy más que nunca es importante empezar a pensar en cómo nos sentimos y lo que necesitamos, sin pensar en los demás.

2.) Cuida de tu mente y cuerpo

Antes del covid invertía mucho tiempo buscando dietas, ejercicios, siguiendo contenido de gente super fitness o beauty bloggers y me sentía tan mal con mi cuerpo, porque yo no me veía como esta o aquella, hacía los retos, me pintaba el cabello, pero nada parecía funcionar.

Entonces viene esta oportunidad enorme de frenarme, quedarme en mi casa sin poder salir o ver a otras personas me hizo ponerme a buscar información, escuchar a otros y decir “yo también me siento así, ¿y eso esta bien?

Dejé que mis emociones, cuerpo y mente se tomaran el descanso necesario, tuve muchas bajas y altas en todo ese tiempo, pero empecé a aceptar que así debía ser.

3.) Da las gracias

Siempre trato de recordar lo afortunada que soy con todo lo que la vida me ha podido dar, pero no veía necesario dar gracias, creía que era una frase o algo que se decía para ser educada, empecé hacienda un experiment y poco a poco veía lo bien que me sentía.

Dar las gracias por poder respirar, no preocuparte por la comida, tener a tu familia contigo o saber que tu trabajo no corre riesgos, son algunos ejemplos.

Solamente quiero decirte querido 2020 que cuando te dije “sorpréndeme” no me refería a que incendiaras bosques, asustaras canguros, mandaras explosiones, tsunamis, o en el peor de los casos obligarnos que nos quedáramos en nuestra casa.

Gracias por ayudarme a entender que todos somos un instante

 Gracias por hacerme valorar

Fuiste un año inolvidable, pero definitivamente no te vamos a extrañar

Love,

Luminosa

Leave a Reply

%d bloggers like this: