Skip to content

Explota de una vez

¿Por qué tenemos tanto miedo de sentir?

Estamos más preocupados por la manera en que nos ven los demás y muchas veces, nos obligamos a reprimir, callar, no dar la contraria o simplemente ignorar lo que sentimos… “¿Para qué haces pleito?” “No te enojes” “y ¿por eso lloras?”

Ya perdí la cuenta de todas las veces que he escuchado una y otra vez lo mismo… pero lo peor es que lo dejaba pasar y guardaba todo eso por vergüenza a expresarme para “no hacer conflicto” ni tampoco “exagerar” cuando algo no me parece.

Esto no quiere decir que sea bueno explotar con el que se te pone enfrente ni reprimirte hasta llegar a un ataque de llanto o histeria que no puedas controlar… créeme que no es cómodo para nadie.

No entiendo porque nos frenamos tanto cuando necesitamos decir las cosas claras antes de asumir que al otro le ofenda  ¿Para qué nos hacemos tanto daño?

Cada vez que decidimos gritar en vez de exigir como debemos.. nos estamos lastimando a nosotros, cuando preferimos soltar la ira aventando cosas y no nos damos un time-out… llegamos a convertirnos en el agresor principal de nuestra energía.

Dedicamos mucho tiempo a mostrar que somos fuertes porque gritamos.. que somos valientes porque no lloramos o sensatos porque ignoramos comentarios o acciones que nos hieren para evitar tener problemas, pero por dentro,  nos reprimimos y acumulamos cada día más hasta que nuestro vasito de agua se desborda por completo.

Algún sabio dijo que para ser una persona cuerda es necesario un poco de locura.. aunque esto no quiere decir que debas estallar cada vez que quieras buscar un sentido a tu vida o entender lo que sucede para poder tomar mejores decisiones.

Trata de dejar fluir tus emociones y canalízalas como mejor te convenga…

Me he topado tantas veces con pared, obsesionada una y otra vez, dando vueltas en mi cabeza con cada palabra que he llegado a decir, las veces que he alzado la voz pensando en la culpa que me dejada después de ver la reacción del otro y ese dolor constante en mi espalda porque sentir que “no hice suficiente”

¿Pero sabes qué es lo peor de todo?  El momento donde me di cuenta lo mucho que había dejado pasar antes hasta llegar a explotar y perder todos mis sentidos… las veces cuando “lo dejé pasar” y no decía nada por miedo a ser juzgada o verme como “la mala”

Ni tu peor enemigo puede torturarte tanto como tus propios pensamientos cuando estás constantemente recreando todo lo que según tú hiciste mal, tus errores y cómo debiste haberte comportado para no llegar al borde de la locura

No te esperes a que te insulten más de lo que ya lo han hecho, ni estés ahí recorriendo la línea de los límites de respeto del otro hacia ti, tampoco busques dejar tus lágrimas para después o escondas esas ganas de gritar pensando “Estoy bien, no pasa nada”.

Hoy quiero invitarte a que respires profundo y te entregues por completo a tus sensaciones, emociones y el sentimiento que te aborda este día ¿Quieres llorar?  Ve por tus Kleenex busca esas películas que te ponen a tirar lágrimas a cántaros y  cómprate una buena nieve

¿Estás encabronad@?  Y no sabes qué más hacer?  ¡Corre! O haz cualquier otra actividad física que sepas puede ayudarte a sacar toda esa adrenalina… también se vale si te mudas un rato a tu baño o en tu cuarto y gritas a todo pulmón (como diría la canción).

Es completamente válido.

Nunca habrá una razón lo suficientemente fuerte para que de verdad sigas creyendo esa historia  de que no existe un lugar ni el momento donde puedas explotar… 

POR FAVOR ¡HAZLO!   EXPLOTA DE UNA VEZ POR TODAS

Saca todo eso que llevas por dentro… sin juzgarte ni exigir nada que no puedas dar

Quiérete un chingo…porque vales un chingo más

Love,

Luminosa

Leave a Reply

%d bloggers like this: