Skip to content

No te hagas la fuerte

Algo que me cuesta mucho trabajo es entender ¿por qué asociamos llorar como una debilidad? Y no sólo eso.. lo vemos como si fuera una opción

En nuestra mente nos encanta “pensarla mucho” antes de osarnos a llorar o desahogarnos por cualquier situación.. como si hubiera una clase de juez o un check list de “Razones aceptadas para llorar (Crying 101)”

Se me hace muy estúpido creer eso, porque obviamente no tiene nada de malo, lo pésimo es hacerte ideas de que eso influye de alguna manera en tu forma de ser o cómo te ven otras personas.

No le debes nada a nadie, además ni si quiera tendrías por qué desgastarte en saber lo que otros piensen de ti, mientras más tiempo te dediques a hacerlo… peor te la vas a pasar, créeme .

De repente también es terapéutico, buscarte una película o poner rolitas para estar emocional y soltarte llorando hasta que sientas el desahogo.

Todos hemos tenido días pesados con la sensación de que no hay nada que pueda ayudarnos o animarnos.

Esta bien, tampoco hay que forzar la situación y tratar de evadir la tristeza.

Tampoco significa algo malo dejar salir las lágrimas ni quiere decir que estés en depresión sólo por manifestar tu necesidad de llorar.

Lo que si es importante decir para efectos del llanto no lo hagas pensando en cosas negativas o con malos recuerdos de tu pasado.

Busca la manera de convertirlo en un ejercicio para poder sentirte mejor, es decir, trata de canalizarlo e intenta entender de dónde viene la nostalgia.

Tal vez al principio sea raro, hay muchas personas que no están acostumbradas a tener ese tipo de acercamiento con sus emociones y no esta mal, pero aceptarlas es un paso más a conocerte.

Nadie va a juzgarte más que tú mismo

Así que ve por tus pañuelos, pon esa película que te llega directo al alma
y déjate llevar.

Suéltate a chillar y al final respiras hondo hasta sentir que ya
fue suficiente para liberarte

Tranquis… vas bien

Love,

Luminosa

Leave a Reply

%d bloggers like this: