Amores fugaces e instantáneos

La sensación y adrenalina de ese primer encuentro, es como flotar con los pies bien plantados en la tierra, sus miradas se cruzan, pero no revelan nada, solo aquella satisfacción de perderte un instante en el “¿Qué pasaría si ..?”y así te quedas, no hay más allá.

Te desconectas, tu  cuerpo está ahí y lo demás viaja sin rumbo, en tus pensamiento no existen las posibilidades ni tampoco casualidades, sientes pena y aún así le sonríes, él se queda pasmado como si no esperara nada a cambio o tratara de reaccionar.  Las luces pasan de incandescente a tenues, al igual que el caer de un telón, empieza una obra, donde solamente participan ustedes dos sin ninguna otra persona alrededor, mantienen la mirada, hay una conexión.

Ella está al otro lado de la pista, su piel irradia, haciendo juego con los olanes tornasol de su vestido, ilumina hasta el otro extremo, casi tanto como su sonrisa. Respira profundo y medita en las ganas de acercarse, aunque no quiere ser la primera en dar ese gran paso, tiene miedo, quizás pena, no sabe cómo podría reaccionar él, es un terreno nuevo, completamente desconocido.

Sus ojos azules como el agua de Balandra, parecen de cristal, en total calma están viendo fijamente a la mujer parada con esa luz deslumbrante, no pretende enviar señales, pero lanza una sonrisa medio tímida, tal vez intentando decir “Te he visto”. No intercambian palabras ni gestos, solo buscan la mirada el uno del otro, sin dar otra alternativa, la esperanza se queda congelada, ninguno hará el esfuerzo por acercarse, nadie sabe lo que pasa del otro lado.

Ambos voltean a un costado, se ríen y regresan al punto de partida, no hubo indicios de coqueteo, entonces desde ahí, cada quien decide volver a lo suyo, no ignoran lo demás, simplemente fue algo pasajero, un momento en que el mundo se detuvo por unos segundos para que ellos pudieran encontrarse por primera vez, no pasó nada, así debía de ser.

Transcurren los minutos, de repente se convierten en horas, no se han reencontrado, ambos pierden la noción del espacio, están en su mundo ¿por qué no? ellos siguen siendo un par de extraños con el corazón acelerado, viviendo el ahora y celebrando cada segundo de su día.  

Ella tenía expectativas, pero se han derrumbado, sabe bien que su encuentro es causal, no habrá otra cosa que no sean miradas de instante, porque él ya trae acompañante. Después lo entiende, en realidad no importa, era una posibilidad, a veces las mejores sensaciones quedan ahí, como una duda, tal vez así evitan decepciones, o quizás viene alguien más, no lo sabemos.

Así esta bien, todo perfecto, porque nadie sale herido, ninguno dio iniciativa, no existen las interpretaciones, tampoco hay ansiedad ni sentimientos de incertidumbre… Él no sabe quién es ella y la mujer no tiene idea cómo sería alguien con el carácter de ese hombre, ninguno lo esperaba.. no hubo a dónde escapar, será el destino.. era lo que tenía que pasar.

Horas más tarde y miradas ocultas, ambos coinciden de nuevo, en esta ocasión se encontraban más cerca de la distancia, aunque igual, seguían separados, la mujer de brillos le pasó a un costado, llevaba prisa, no había dejado ninguna zapatilla, pero esperaba a alguien más para irse. 

Mientras que ese hombre la admiraba sentado, con la otra por su lado, le tenía su saco bien puesto, ella se abalanzaba sobre él, estaba abrazándola, como si la protegiera, pero no dejaba de mirar a la chica con su vestido iluminado, no podía hacerlo, por alguna razón.

La mujer en vestido tornasol se volteó hacia el auto, no tenía que esperar más, estaba a punto de irse directo a casa, se sentía cansada, no había nada más y decidió mirarlo fijamente por última vez, antes de partir, ella quería recordar su rostro.

Entonces subió y no hubo vuelta atrás.

A veces la vida nos regala estos instantes, para decirnos que las posibilidades están allá afuera, aunque en ocasiones no sea el timing, siempre es bonito sentir esa admiración del otro.

No te rindas… tal vez habrá uno que otro amor fugaz

Pero el bueno llegará a tu propio tiempo

Love,

Luminosa

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s